Entrevista a un taquero

enero 30, 2016  |  Posted by admin
  • Entrevista a un taquero
  • Entrevista a un taquero

cochiterca¿Conoces a tu taquero de cabecera? Si contestas que sí, cuidado, porque si no sabes cuál es la novela favorita de tu taquero entonces no lo conoces. Y si eres de los que sufren de infidelitis taqueris, osea de los que tienen un taquero en cada zona, peor aún, porque te aseguro que no los conoces más allá de un “con todo como siempre Don Chuy”.

Nos dimos a la tarea de entrevistar a nuestro pastor, guía y gurú taquero personal para conocer más sobre él y sus problemas, y para ser sinceros nos sorprendió bastante lo que implica ser taquero y la responsabilidad de llevar unos all inclusive combinados de pastor y arrachera a la boca de los fieles y hambrientos ciudadanos.

Nuestro taquero de cabecera se llama David, tiene un puesto improvisado donde ha trabajado por cerca de quince años, ofreciendo tacos y tortas de bistec, chorizo, pastor y arrachera en tamaños jumbo, que harían a cualquier gordo que se respeta sentirse en el paraíso, David siempre ha buscado ser reconocido por preparar tacos bien servidos y que ofrece como plus una carta completa de salsas super-picosas-baja-pedas para cualquier ocasión y con garantía de efectividad.

Al llegar al puesto David nos recibe como siempre, -Ese mi chino, ¡milagrazo! –¡Ya sabes! Visitando a las estrellas; comenzamos a platicar un poco sobre su día (o más bien noche) de trabajo, y pasamos de los saludos cordiales a las preguntas más llegadoras.

-Oye David, tantos años viniendo a cenar y jamás te habíamos preguntado, ¿cómo empezaste de taquero?

-Que te cuento mi chino, ya tengo 15 años vendiendo en esta esquina, empecé ayudándole a mi papá cuando tenía 16, el me enseñó lo mero bueno de preparar la carne y sobre todo las salsas, esas salsas que vez ahí son receta original de mi apá, bien picosas como a él le gustaban.

David como muchos taqueros aprendió sobre la marcha, a quemones y regañadas por preparar la carne sin sal, como lo pedía su papá, es de esos taqueros que les ha valido el reconocimiento por el tacto con los clientes tanto como la buena carne que prepara.

-Oye y ¿si está difícil preparar la carne?

-Pues fíjate que tiene su chiste, uno aprende a como le van diciendo, pero ya luego uno le mete su propio sazón, su marca, y le va metiendo trucos de su propia cosecha, yo creo eso es lo que te hace diferente, que los tacos y las salsas sepan además de buenos, diferentes, aunque sean de lo mismo.

-¿Entonces se podría decir que  la creatividad es la que te hace taquero no?

-Pues si, yo digo que eso es lo “chido”, si tiene su chiste prepararlos, pero es más de práctica, más de irle agarrando maña, pero lo que es el sazón es lo que te marca y hace que te busquen.

Ser un maestro taquero lleva tiempo, vas aprendiendo a medir la cantidad de carne, sazonarla, a no quemar el trompo, y a como cortarla como debe de ser, y el tiempo de aprender el arte taquero también cuesta. Las personas por lo regular suelen pensar que ser taquero es cool, no tienes jefes, nada más vendes un ratito y aparte que puedes comer cuantos tacos quieras, pero la realidad es que ser taquero es todo un reto, implica más horas de trabajo de las que a uno le gustaría admitir, implica trabajar desde temprano para tener todo listo para los clientes, es por eso que la cortadora de carne llega al rescate de todos nuestros queridos y amados amigos taqueros, quienes también merecen una ayudadita de vez en cuando. Solicita más informes enviándonos un mensaje.

More

Comments are closed.